Comerciantes en alerta por deficiente seguridad en el centro Coquimbo


Con el objetivo de transparentar la realidad que se vive en Coquimbo, los comerciantes acordaron dar a conocer a través de la prensa y otros canales de comunicación,  cada vez que ocurran delitos en el centro de la ciudad.

Durante el desarrollo de la última asamblea de la Cámara de Comercio y Turismo de Coquimbo realizada este jueves, los comerciantes alzaron la voz para exigir a las autoridades mayor seguridad en el centro de la ciudad. Esta problemática de gran preocupación en el gremio, se suma a la ya compleja situación económica y laboral que han generado las descoordinaciones en la ejecución de  los trabajos en calles Melgarejo y Aldunate.

La molestia y preocupación de los comerciantes se explica por el anuncio que realizaron en agosto del año pasado el ex general de la IV Zona de Carabineros, Rolando Casanueva y el Alcalde de Coquimbo, Marcelo Pereira. A través de un convenio ambas autoridades oficializaron la construcción de una unidad modular en calle Varela, con un costo de 70 millones de pesos y que que entraría en operaciones el primer semestre de este año. Sin embargo a la fecha, no hay señales de que se vaya a construir.

Fernando Guzmán, presidente de la Cámara de Comercio y Turismo, empatizó con las demandas de los asociados al gremio. “Todos en alguna oportunidad hemos sido víctimas de robos, los que se fueron acrecentando con los trabajos en el centro. Hemos hecho saber de esta situación a todas las autoridades tanto de gobierno como municipales, pero por lo manifestado por nuestros socios, no hay percepción de que las cosas hayan mejorado”.

El dirigente manifestó su inquietud por la decisión que tomaron las autoridades,  para dejar de convocar desde hace algunos meses a la Cámara de Comercio y Turismo de Coquimbo a las reuniones mensuales que se realizan en la ejecución del Sistema Táctico de Operación Policial (S.T.O.P).

“Frente a la demanda de los comerciantes, no queda más que hacernos cargo, pues no tenemos información concreta de qué se está haciendo en el centro para mejorar la seguridad y si las cifras de delitos han disminuido. Nosotros participábamos activamente de las reuniones del STOP, conocíamos de la situación que se estaba generando en el centro y misteriosamente dejaron de invitarnos. Consultamos y entiendo que ahora se realizan las sesiones a puertas cerradas y se entregan cifras positivas sin considerar la realidad de quienes trabajamos y vivimos en el centro”, expresó Guzmán.

Sobre los dos grandes temas que han puesto en crisis al centro de Coquimbo, Guzmán señal´po que han conversado con todas las autoridades. “Hemos dialogado con seremi, gente del municipio, la gobernadora de Elqui. Como han dicho los comerciantes en esta asamblea, las autoridades se toman la foto con nosotros, vienen con una buena disposición, pero lamentablemente la gente no ve después las soluciones. El comercio esta mal, se han cerrado puestos de trabajo, socios han cerrado sus negocios, hay casos dramáticos y necesitamos soluciones”.

Reacciones

Ramón Moya, reconocido comerciante coquimbano, manifestó su preocupación. “En la noche todos sabemos que el centro de Coquimbo queda sin ninguna autoridad. Eso lo saben los delincuentes y hacen de las suyas en Coquimbo. Mucha gente que se ha visto afectada. Necesitamos ayuda de las autoridades porque ya es demasiado. Ojalá que la gente que va a llegar a Coquimbo a ver el eclipse el próximo 2 de julio no les pase nada”.

Por su parte la comerciante Sandra Rosales, dio cuenta de la inseguridad que siente en el centro de la ciudad. “Me siento super insegura en las calles, sobretodo ahora que están los trabajos que no permiten la circulación de Carabineros. Hago un llamado a Carabineros para que haya más rondas de seguridad, ojalá que las cámaras funcionaran en Aldunate. Está lleno de delincuentes, gente que toma en las calles y eso no puede ser.

El comerciante Patricio Basaure, señaló que la situación de seguridad en el centro “no ha cambiado mucho de un año atrás hasta ahora. La inseguridad se mantiene. Faltan policías de a pie, más patrullas. Hay bastante inseguridad en la gente, los comerciantes. Eso nuestros clientes lo manifiestan cuando conversamos con ellos. Mejorar la iluminación en las noches, más vigilancia policial y que se coordinen de mejor manera con seguridad ciudadana es necesario”, finalizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *