Cámara de Comercio manifiesta su rechazo a eventual nuevo retraso en trabajos del centro


La mala noticia fue comunicada en una instancia que reúne a la Gobernación de Elqui, a las empresas ejecutoras de las obras, representantes del municipio de Coquimbo y la Cámara de Comercio y Turismo de la ciudad.

 

Preocupación existe entre los comerciantes del centro de Coquimbo, luego que en el último encuentro de la mesa técnica por los trabajos que se realizan en el centro de la ciudad puerto, fueran informados que las obras de construcción de los paseos semipeatonales de Melgarejo y Aldunate podrían sufrir retrasos hasta el verano del 2020.

 

Fernando Guzmán, presidente de la Cámara de Comercio y Turismo de la ciudad, explicó que les fue comunicado por parte de la empresa encargada de la parte eléctrica DIMATEL, que “la empresa eléctrica CGE no estaría realizando las labores de recepción de los trabajos que corresponden a la parte eléctrica y esto estaría retrasando el avance de las obras venideras”.

 

A juicio de Guzmán, lo que ocurre con la empresa eléctrica es “grave e insostenible”, porque “los comerciantes no podemos seguir siendo perjudicados por una empresa que al parecer no está haciendo su trabajo. Los comerciantes no vamos a tolerar un retraso más. Se nos dijo que las obras estarían entregadas en diciembre de 2019 y eso es lo que vamos a exigir que se cumpla. Hacemos un urgente llamado a la autoridad competente a fiscalizar esta situación, que de ser cierta, amerita que se tomen todas las acciones que correspondan contra CGE”.

Guzmán recordó que las autoridades tanto comunales y de gobierno se comprometieron con el comercio y los vecinos de Coquimbo a no permitir el cierre de Aldunate mientras no se entregaran las obras de calle Melgarejo. “No tuvimos más opción que aceptar el cierre anticipado de Aldunate, porque se nos dijo que si no comenzaban pronto los trabajos, las obras se extenderían hasta mayo de 2020. Resulta que ahora al parecer tendremos igualmente retrasos y eso no lo vamos a aceptar”, enfatizó.

 

Los  retrasos que ya se han generado en los trabajos del centro de Coquimbo, han afectado duramente a los comerciantes de calle Melgarejo. La baja afluencia de público ha significado el cierre de locales comerciales y por consecuencia el despido de personal. A lo anterior se suma la ocurrencia de diversos robos por la falta de seguridad por las noches.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *